Retinografía: una sencilla prueba que evita problemas

Retinografía: una sencilla prueba que evita problemas

La retinografía es una prueba sencilla que se realiza para ver el fondo de ojo en profundidad y así poder detectar a tiempo posibles problemas en la retina que pueden convertirse en graves con el tiempo. La retinografía se realiza con un retinógrafo, que permite tomar diferentes fotografías en color de la retina para así compararlas en el tiempo y ver, si hay algún problema, cómo evoluciona. Como decimos en el título de este artículo, la retinografía es una sencilla prueba que evita problemas futuros, que pueden llegar a ser graves, como:

  • Retinopatías diabéticas
  • Degeneración macular
  • Desprendimientos de retina
  • Glaucoma

Retinografía imagen

La mayor utilidad de la retinografía es poder comprar en el tiempo las fotografías tomadas, ya que se guardan en un ordenador y se puede ver la evolución del problema para así tratarlo con mayor eficacia. Realizar una retinografía anual es importante para pacientes con:

  • Miopía, ya que las personas con alta miopía tienen un mayor riesgo de presentar patologías retinianas, como enfermedades maculares o desprendimientos de retina, por lo que deben explorarse periódicamente para detectar posibles lesiones en sus fases más tempranas.
  • Diabetes, como resultado de los elevados niveles de azúcar en sangre, las paredes vasculares del ojo se debilitan y surgen pequeños bultos (aneurismas) en los vasos. En ocasiones estos vasos se pueden romper y verter material sanguíneo a la retina (hemorragia) o depósitos de lipoproteínas (exudados duros). También pueden producirse obstrucciones capilares (microinfartos). Esto daña el flujo sanguíneo y provoca falta de O2 en la retina. La hemorragia que tiene lugar en el cuerpo vitreo o delante de la retina provoca un rápido daño visual. Además, a veces, las hemorragias pueden provocar cicatrices en la retina, que corre el riesgo de partirse, causando en el peor de los casos, ceguera.
  • Glaucoma, el glaucoma es una enfermedad provocada por el aumento de la presión dentro del ojo, es decir tensión ocular.  Al principio el glaucoma no presenta síntomas, los síntomas posteriores pueden incluir un estrechamiento de la visión periférica, ligeros dolores de cabeza y sutiles trastornos visuales, como ver halos alrededor de la luz eléctrica o tener dificultad para adaptarse a la oscuridad. Finalmente, la persona puede acabar presentando visión en túnel (un estrechamiento extremo de los campos visuales que dificulta ver objetos a ambos lados cuando se mira al frente).

retinografo

Por todo esto, en Program Visión recomendamos hacerse una retinografía una vez al año. Y como nuestro mayor objetivo es cuidar tu visión, las retinografías en Ópticas Program Visión son gratuitas. ¿Nos dejas cuidar tus ojos?

 

Añade un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies