4 Razones de por qué las Gafas de Sol para Niños son necesarias

4 Razones de por qué las Gafas de Sol para Niños son necesarias

A veces podemos pensar que las gafas de sol para niños son innecesarias, una señal de esnobismo o de tontería de los padres. Pero te aseguramos que no es así y hoy te vamos a dar 4 razones de por qué las gafas de sol para niños son necesarias. Tenemos que tener en cuenta que si protegemos su piel ¿por qué no protegemos sus ojos? Al fin y al cabo las radiaciones son las mismas y si queman la piel, es lógico que afecten a los ojos, ¿no crees?

Te ponemos un ejemplo, un chico de 18 años habrá recibido el 80% de las radiaciones que recibirá durante toda su vida, ¿a que no te lo imaginabas? Pues ¡vamos a ponerle remedio! Porque al igual que ocurre con la piel, las radiaciones se van acumulando y es al cabo de los años cuando se ven sus efectos nocivos, por tanto vamos a proteger los ojitos lindos de nuestros pequeños. Si todavía no estás convencid@, aquí te dejamos más razones:

  • Los ojos de los niños son más sensibles a los rayos UV y por tanto pueden sufrir más daños: Piensa que el cristalino de un niño de 10 años deja pasar el 75% de los rayos UV, algo que comparado con el 10% que deja pasar el de un adulto de 30 es una pasada.
  • Los ojos de los niños son más sensibles a la luz solar: si a ti te molesta la luz del sol piensa que a ellos más, ¡aunque no se quejen!
  • Los niños pasan mucho tiempo al aire libre, por lo que están expuestos a un mayor nivel de radiación.
  • Los rayos UV pueden provocar quemaduras solares, alteraciones agudas de la córnea, lesiones degenerativas y quemaduras agudas en la retina, así como patologías más severas como cataratas en el futuro.

¿Te hemos convencido? Si es así has de tener en cuenta varios consejos a la hora de comprar las gafas de sol de tus hijos:

  • Las gafas de sol para niños han de ser unas gafas de sol resistentes: sobre todo porque los niños no paran y para evitar roturas o que se estropeen hay que elegir materiales resistentes como el policarbonato.
  • Deben ser grandes para que les protejan del viento, polvo, etc. Pero hay que tener en cuenta que grande no significa que les queden grandes, si no que sean grandes pero se ajusten al tamaño del niño.
  • Deben proteger al 100% contra las radiaciones UV y estar homologadas, por tanto evita comprar las gafas en los chinos, en chiringuitos o en cualquier sitio que no sea una óptica. No juegues con la salud visual de los más pequeños por ahorrarte unos eurillos.
  • Te recomendamos que sean gafas de sol para niños con bisagras de muelle, esto las hace más resistentes, ya que permiten que las varillas se abran a tope sin romperse.

Si quieres que te asesoremos sobre gafas de sol para niños en Las Palmas ven a vernos a cualquiera de nuestras Ópticas Program Visión, estaremos encantados de ayudarte ¡para que no tengan que robarte las tuyas!

Añade un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies